viernes, noviembre 07, 2008

DICHOSOS LOS OJOS

me he descubierto borrando las antiguas entradas pero he detenido el dedo índice para conservarlas y que sean testigo del cambio, del antes y el después; es necesario saber que pasó para entender que pasa y forjar un estable qué pasará, así que ahí se quedan.

Aunque haya una gran mayoría que quedarán en el olvidop precisamente por eso, por no estar escritas....

dejo aqui un texto majestuosamente inteligente y real de Luis Felipe Barrios

SATURDAY, JUNE 02, 2007
El otro día cerré temporada en el café barbieri de Madrid junto a mis compañeros en el ensemble. Fue un concierto valiente por que nos quedamos sin alimentación de guitarra, y hubo que tocar absolutamente desenchufados, como una tribu antigua.
Pienso en mis compañeros, en tanto talento que me acompaña habitualmente, y en que pasará con ellos. Posiblemente nada.
Pienso en las capacidades de mucha gente anónima, que diariamente acude a trabajos muy alejados de sus aptitudes más desarrolladas.
Acudo al myspace y entre marañas y marañas de información entre saco gotas de altísima calidad que se perderán en el limbo electrónico.
Todo parece destinado a la desaparición, a juntarnos de vez en cuando en alguna comida y recordar aquellos tiempos felices de canciones, me pregunto que será de Pedro, Andrés, Antonio, Luis Felipe, Eva... y tantos otros compañeros y amigos que durante años han dado energia musical a muchos lugares. También me pregunto donde estarán las personas que han venido a vernos y que nos han permitido sentirnos “importantes” en los escenarios, y que en algunas ocasiones se han sentido identificados con sentimientos que transmitian nuestras canciones. Me pregunto si seguiremos escribiendo cuando toda esa gente ya no venga a vernos. De donde sacaremos la motivación cuando se cierre el telón casi definitivamente?
Siempre me sorprendo cuando viene alguien y me pide tal o cual canción. Me sorprende (aunque sé que sucede) que algo que yo he construido en la soledad de mi cuarto, logra transmitir algo a alguien que no me conoce ni sabe de mi. Eso me parece un milagro.
Pienso que todo esto algún día desaparecerá, sencillamente porque así ha de ser, porque la gente se irá descolgando de las cosas, y de los lugares, al igual que nosotros, que seremos con el tiempo un recuerdo en una fotografía, un video, o un cd. Resumiendo y parafraseando a un excelente cantante: “A donde irán las palabras que no se quedaron?”



gracias Luisfe por esa sabias palabras.

empiezo a escribir aqui, pensando en que alguien lo leerá y estaremos menos solos


F.